sábado, 27 de diciembre de 2014

SE AMAN

Se aman y es un amor público
Un amor de redes, un amor de todos,
Se aman y sonríen entre pinturas de neón,
Se aman en las escaleras,
En las oficinas,
Se aman con promesas de amor,
Con eternidad en cada beso,
Se aman y aunque no saben del amor
Se entregan al frenesí de esa ignorancia.

Se aman en hojitas de cuaderno,
Se aman en la copa de vino,
Se aman en la clandestinidad del chat.

Se aman con tal pasión que lo bello
Se hace humano entre sus jadeos,
Y mariposean las ganas
Y revolotean de mieles.

Se aman con ese amor puro
De los indefinidos.
Se aman y se tienden en la tarde
Como si fuera un prado de tulipanes,

Se aman a tal punto
Que yo me quedo alelado
Observando dichoso
Y sin enfado como ya no hago
Parte de esa historia.

Carlos Andrés Restrepo





martes, 16 de diciembre de 2014

Pregunta

Y ahora ¿que queda?  
¿prohibir que se prohíba el asalto armado de un beso a un beso?
Y qué noche negra se queda por Calamaro que sea,
Y para que quemarnos sí mañana madrugas a abortar el vuelo,
Ese vuelo que de jugar y rovolotear, sólo deja chamusquinas y claveles desprovistos de faldas o pistilo.

Yo ya ni se como jugar, no tengo los dados cargados de los Cano,
Ni el amor impoluto de las Margaritas.

Yo soporto que te quedes sin aliento
Que sigas recogiendo tu pelo
A pesar de las llamas que salen de su esplendor
Pero para que imaginar
Si jamás nos quemaremos  los dos.

No voláremos en segunda clase hasta Singapur,
Y ahora que inventamos ser amigos.
No viajaremos en tercera clase 
Ni en los railes del destino.

Y a quien le importa que una vez enfrenté
Cual torero al oscuro animal que ocultas
Bajo la Verónica de tu vestido.

Nada de sueños,
todo eso es despertar
Y lo temible es que no hay nada al abrir el ojo.

El amor es inalcanzable
Porque no existe,
El amor no existe porque tu 
Lo hiciste inalcanzable.

No conviene alegrar 
Cuando lo que quedan es ganas de llorar 
Un poco.
¿y ahora que queda?
¿Declarar la guerra al siguiente segundo
Inconstante en que me ignoras
Del otro lado del chat?

No conviene 
Creer
No conviene
Esperar.

viernes, 10 de octubre de 2014

INCORDIO

Corazoncito de hule,
Medroso,
habitación vacía,
Dónde todo el que entra desaparece.

Cobarde ante el influjo
De mi voraz beso;
Niña timorata,
Te administra
Corazón pusilánime,
Que sabiendo de mi amor
Sus sabores,
Asegura desconfianzas,
Sin sabor preciso.

Yo quemo y eso es todo.
Estoy vacunado
Contra los infartos
Y eso es nada.

Corazón medroso,
Podría abandonar
La pulsión
de mi última
Diastole.

Por verte correr
Junto a ti.


Pero te alejas
Fatigado y jadeante
Con tus veinte años
De rezongos
A cuestas.
Y sin heridas
en el costado.

Andrés Restrepo


sábado, 27 de septiembre de 2014

Esta es mi cara,
es lo que tengo.
Ya no estas aquí,
Tengo que ajustarme a eso,
Me sacaron de mi casa
Debo buscar un nuevo techo.

Esta es mi cara
¿Que más le puedo hacer a esto?
No puedo trasplantarme la nariz
Ni lo quiero,
mis orejas que me hacen
Lucir entre paréntesis
Tienen la ventaja de saber
ya todos tus cuentos.

Esta es mi cara y con ella
He venido creciendo
No tengo más
Con ella me defiendo.

martes, 23 de septiembre de 2014

A PRECIO

¿Viste? Después de todo yo no andaba tan mal
 los filósofos, los sabios y los vendedores
Lo tenían muy claro, todo tiene a cambio un precio.

Cuando te dije que cuanto me cobrabas por tu tarde de celajes naranja
Y tu repuesta molesta fue la de decirme ¿por quien Me tomas?,
Yo estaba en lo cierto, habría pagado con mi propia vida,
Pero preferiste dártelas de abnegada y decir que no te vendías,
Cuando en verdad lo que tenías era dueño.

¿Viste? Después de todo yo no andaba tan mal
los filósofos como los sabios y los vendedores
(Y me incluyo entre ellos)
Lo tenemos muy claro, todo tiene un precio
Y la devaluación es rampante en estos tiempos.

Carlos Andrés Restrepo

viernes, 8 de agosto de 2014

Entre tu y yo ya no hay mucho de que hablar,
Pero tenemos todo por callar,
Las palabras que ocultan soles
Y las lágrimas que difuminan el atardecer.

El reproche que deshoja la primavera
Y el desden que aterido vuelve al abrazo,
La boca que ya no ulula en el cuello
La intención que escarpa en la hondura.

Entre tu y yo no hay nada nuevo
Sólo lo de siempre por reconocer:
El mal estado de las vías respiratorias
La disculpa constante y circular,
El mismo afán de ir despacio,
La idéntica necesidad de ser necios,
La búsqueda insatisfecha de hallarnos
cada día nuevos.

Entre tu y yo queda un  ángel,
Un terrible ángel que nos espanta el sueño.

Carlos Andrés Restrepo
Medellín 8 de agosto de 2014






miércoles, 30 de julio de 2014

PARADOJA


















A través de ti el universo confabula,
Su miríada de rocas cósmicas espera
La orden de tus ojos para saltar al vacío.
Imposible no sucumbir ante el desparpajo
De tu boca y sus concubinas dulzuras,
A pesar de la abstinencia que trato de inventar
Para alejarme un poco de tu monumental pecado
Pido un deseo y tu desnudez se arroja a mi costado;
Trato con las manos de comprobar tal dicha
Pero solo encuentro espuma y luminiscencia hueca
Donde antes estaba el milagro.
A través de ti podría figurar en escandalosas proezas;
Levantar sospechas,
Conmover al infierno,
Ser tildado de prevaricador de inocencias,
(Gustoso aceptaría todos los cargos)
Pero mi luz partió hace  tiempos a otro encuentro
Y  lo que ahora vez ya no existe,
Soy la paradoja de Olbers,
Solo soy un pasado que en presente sueña.
2010-01-17




viernes, 11 de julio de 2014

No necesito que pienses en mi;
Que al despertar de súbito mi recuerdo te asalte,
No necesito que me necesites.

No me hace falta que me hagas saber
Que ocupó espacio entre tus cosas de importancia,
No me hace falta que me digas que me quieres.

No me hace falta tu foto en mi repisa 
Ni tus ademanes en mi pecho,
Ni tu boca rítmica dándome tres besos.

No necesito que te ocupes de mi
Ni que limpies el mapa que el bloqueador deja en mi mejilla,
Mucho menos que hagas parte del viaje improvisado de mi cuerpo.

Lo único que necesito es que te quedes
Allí, inmóvil, así podré saber a ciencia cierta
Todas esas cosas que no necesito.

Carlos Andrés Restrepo E.


jueves, 26 de junio de 2014

Seré breve
Aprendí a serlo hoy al amanecer
Cuando después del beso dijiste adiós,
Madrugar a despedirse tiene una ventaja:
Para el ocaso estarás preparado
Y los celajes con su dolor serán cuento viejo.
Las desventajas aunque muchas
Las volveré tan breves
Como tu no de hoy en la mañana.

Carlos Andrés Restrepo Espinosa




miércoles, 25 de junio de 2014

PUENTE

Erigí un puente para elevarme hacia ti,
Ascendí y el cielo de tu risa se fue acercando
a mi asombro,
Una sensación de triunfo invadió mi hallazgo,
El aire más puro, la luz más limpia.
Cuando creí que había entrado en tu mundo
Me vine a dar cuenta que había terminado
En mi otra orilla.

sábado, 21 de junio de 2014

Memorando

Tengo que concentrarme en muchas cosas
Pero sigo distraído pensando en vos
En qué creas que aunque  estoy distante
De tus años voy a amarte hasta que
Distes de mis sueños con menos temor.

Es probable que todavía te quiera
Pero ya no tengo que soliviar
La carga de tu reproche de amor,
Es mi deber ser cauto
No por apariencia si por devoción,
Me debo más a mis asombros
Que a los suplicios de tu adiós.

Es menester del abajo firmante
Dejar por escrito mi sentencia
No me alejo ni me acerco
Sólo busco ser consecuente
Con mi tiempo,
Ser honesto con aquello que duele,
Ser cauto con todo lo que entrego.


domingo, 8 de junio de 2014

GRANJA






Mi piel se agrieta mientras te espera
Mi cabello crece y alcanza para cubrir el pavimento
Mis dedos se hacen semillas en la caricia
Mi lengua viaja en oleadas de rima disonante.

Mis orquídeas no son de viernes santo
Mi llama es de sábado mundano, -me enciendo fácil-
Me enamoro en las mañanas y en las tardes
Arreó mi estandarte de promesas.
No me explico mis sentimientos.

En mi corazón se cambian los edredones
Se combinan las cortinas
Se almidonan las faldas
Se sacuden las paredes
Y en las madrugadas
Se aprieta el gatillo
De la desazón.

En mi corral los gallos cantan todo el día,
Las ardillas se roban el alimento de los pájaros,
Los ratones se engordan con la carnada de las trampas,
Rejuvenece la piel del guayabo cuando llueve.
El borrachero le ofrece sus flores al suelo,
El guayacan cuando florece muere,
El papayo crece hasta tocar el sol.

Con mis manos anunció cartas de despedida,
Labro la flor que dirá amor constantemente
Dibujó el sol para que el calor no falté,
Taño la cuerda que resonará en mi abrazo
Corto el hilo que ya no trae mensajes
Borro el anuncio que colgué en mi pecho.

Carlos Andrés Restrepo



viernes, 30 de mayo de 2014

Me he visto muchas veces penitente
Y eso que no soy creyente; por lo menos
No de esas doctrinas que implican lacerar
Las rodillas.

Me he visto patético y absurdo
Caminando ante el tribunal del hastío
Tratando de legalizar la desmemoria,
localizando el espectro
Del deseo para llevarlo a algún museo.

Me he visto taciturno y memorable
Joven reluciente de años,
Me he visto paseando por la ciudad
Trasegando la montaña
Trashumando mi humanidad
De un lado para otro sin vocación de pastor.

Me he visto fantástico
Dichoso, augusto y fresco.

Así de la misma manera me he desvisto.

Me desvisto
Penitente,
Memorable,
Fantástico ,
gozoso
Y me arrojo al vacío
De los cuerpos desvistos.

A la incoherente doctrina
De los desnudos.

Carlos Andrés Restrepo E.
Medellín 30 de mayo de 2014


domingo, 11 de mayo de 2014

TRAVESÍAS

Yo soy capaz de morir de amor
O de asombro,
También de dicha me muero yo,
Y sin embargo no creo que mi fin
Sea la muerte aunque estoy en condición
De morir de manera definitiva,
Miro al cielo donde el sol se arquea
Y sospecho que muchos días nuevos
Caerán de sus reflejos de luz
Sobre mis hombros de mortal apasionado.

Yo soy capaz de caer de bruces 
rasparme la mandíbula
Contra la tierra y morderme la lengua
Y sangrar y sentir dolor y no llorar,
Soy capaz de sanarme y seguir cantando.

Tu abrazo es el puente que atravieso
De mi abandono al cielo de tu compañía,
Por tu beso atravieso de la orilla
Del destierro a ese otro extremo
Que voy imaginando mientras cruzo.

No hay más cielo para este humano
Que saber que morirá constante
En tu cuerpo y nacerá perpetuo
En su memoria de cenizas.

sábado, 19 de abril de 2014

TU BESO

A mi me gusta besar.
Me gusta juntar mis comisuras
A esa risa de hormigueos
Que te ronda.

Me gusta cerrar los ojos
Y contemplar los paisajes,
Las chispas de color
Que brotan de tal gozo

Me gusta besar porque
En cada beso renazco,
Y las sequías se superan
Y las ramas de mi edad
Una a una se florean.

Me gusta de tus besos
Su sabor a níspero,
Su oleada de trópico,
Su premonición de verano intenso.

Cuando beso dejo de ser uno
Mi corazón se alebresta,
Y mi húmeda acróbata
Hace su función de gala;
Desaparecen pesadas cadenas
La jornada laboral es de un segundo
Lo demás es fiesta,
Los policías se visten de fucsia;
cambian sus bolillos
por bastones de astromelias.

Me gusta cuando llenas mi asombro
Con tu beso,
Cuando voy de tu boca
A tu colmena,
Me gusta sentir los aguijones
El zumbido  de tus labios,
Tu respiración pisando mis orejas.

Tu beso es el ritual
Que a mi corazón ordena.

19 de abril de 2014

viernes, 11 de abril de 2014

CASSANDRA

Que artilugio podrías predecirme a mí
Que ya no creo y que cuando creí
Hacia el que no entendía.
¿Qué tienes en esa boca
De la que quiero todo,
pero no entiendo nada?

Dime si tengo un futuro;
si esta brasa que ahora arde
Quemará mañana,
Dime si estas mujeres
Que ahora huyen;
un día me llevarán
A su espalda,
Dime si seré su desgracia el día
En qué se den cuenta que fui su mejor gracia.

Augura un final feliz
Adivina, mi divina maga
A la que ya no creo nada
Y cuando creí no escuché
O no le entendía nada.

¿ Y esa manía de mirar a los ojos
Escrutando las fisuras de luz,
No crees que será tu perdición?

Pronosticad que ya esta escrito mi sendero
Y que dejaré en los caminos

 De tanto bullicio,
sólo silencios,
Purpurinos silencios.

Y muy tarde creeré
O haré como que te creyera.

Carlos Andrés Restrepo E.
Abril 11 de 2014















lunes, 31 de marzo de 2014

EL AMOR

Como da de miedo el amor.
Como aturde cuando se manifiesta
Como confunde con su mirada de cielo naranja,
Como se alebresta en los amaneceres,
Como nos guiña el ojo de manera descarada,
Como nos persigue por esos callejones
Que las sábanas tejen para extraviar
El camino de regreso a la soledad.

Como llega ese amor
iluminando,
Destellando,
desenfrenado en su cabalgar de sonrisas
Volviéndolo todo adolescente.

Como nos revuelve ese amor
Y nos llena de semillas los trillos
Del alma y hace florecer la entrega.

Como nos tiende su húmeda mano
Y nos invita a seguirle

Como nos espanta el amor
Con su largas uñas de colores
Y ese sol de aguacero
Que nos mira desde su pecho.

Como da de miedo el amor
Que lo único que el cobarde
Hace es salir huyendo.


Carlos Andrés Restrepo Espinosa
Medellín 31 de marzo de 2014



jueves, 27 de febrero de 2014

HAMBRUNA

Fiero en mi centro me busco en el frescor de la bruma
Mis impertinencias ya no comparten sueño con ninguna,
Mis adicciones ya no son irreverentes, se ocultan en el abismo,
Lo heroico ya escondió su capa y el rey de la noche es el abandono.

Los fastos ocupan su sitio en la sed 
No en lo por saciar, pretendo lo más bello
Y el amor aturde una vez más, soy un proletario
Del deseo, vencido por la causa de no se que justicias,

Amigos ya no quedan, ni en recuerdos 
Ni en recuentos, hambrientos de tiempo
Ya no están en el arribo de la tarde
Nutriendo el abrazo de luna de ninguna.



Ahora no creo ni en mi oculista
Ni en la alquimia del de pronto
Y mírame que seguro, a lo mejor
Ocurra ese andrajoso miedo de besar.

Alguna vez rime con sonrojos 
Con miradas de otro tiempo
Y canté sin enfados todo lo que estaba 
Pendiente por contar.

Y lo más humano mío:
Andrajoso,
místico,
jornalero del húmedo vacío,
Perdido en  la causa del juglar anónimo 
Que prendado del brillo
De otra voz quiere nutrir su canto,
Muere aterido al abrazo
De un lobo sordo 
Que sufre de artritis y nostalgias.

Carlos Andrés Restrepo E.









miércoles, 5 de febrero de 2014

Como el cordero tranquilo de Porfirio
Ajustas tu ser a la eterna armonía
Y huyes del miedo, la muerte y la nada
Siguiendo un sendero en comienzo ominoso
Pero sorpresiva la tarde regala vestigios de luz
En tu cadavérica calva.

Igual que el excelso poema que te dedicara
Y que un día probable de el te reirías,
Ahora me trae el silencio descanso,
Un tiempo sereno y compinche,
Un verso que en nada rima
Pero que resume mis fieros submundos.

Aún así nadie sabe,
Nadie imagina, esta eterna armonía.




lunes, 27 de enero de 2014

Tal vez nuestra historia no termina ahí,  me digo,
Me pongo los zapatos y camino hasta el fondo del bulevar ,
No puedo comer tocino y el café me está afectando las cuerdas bucales,
Siempre supe que nada era para siempre.

Todas las mañanas me visita una lágrima,
Todos los días trae un sentimiento recién envejecido,
Voy pensando mientras camino.

Es el sendero correcto el que sigo; me supongo
Con el ánimo de no perder el impulso,
Suelo ponerme solemne cuando la soledad
Me asiste, ella mi bella asistente de los días grises.

Quizás no todo termine esta mañana
Y estos lóbregos presagios no sean más que
La incapacidad de ver que todo marcha como debe ser.

Tal vez apenas estamos empezando
La historia que nos convoca.

Carlos Andrés Restrepo