miércoles, 25 de noviembre de 2015

PREGUNTARIO

Y ahora que las espinas no asustan
¿A quien le puedo confiar que mi corazón se deshoja?
Perdido el miedo a la caída
¿Quién me arrebató el precipicio?
Lo que mas amaba de tu amor
Era su apacible indiferencia de salva
Ahora que arremetes con tus potentes
Cañones de olvido, no se me hace ninguna gracia.

Ahora ¿a quien le cuento con desparpajo
Que estoy hecho de miedo y retazos de ardor iris?
¿A quien le presto mi camisa amarilla
Para que a su belleza se atenga?

Ahora que agoté mis lágrimas 
En que ojos ocultaré mi tristeza 
De perro callejero,
¿En qué boca podré iniciarme en el arte del beso?

¿A quien podré decirle que 
Le amo sin afanes 
Y que le requiero todo el tiempo ?
¿En que espalda volveré a encontrar el mapa
De la isla del tesoro?

¿Ahora que brotó por fin el demonio
Qué hago con tanto incienso?

Andres Restrepo 

viernes, 6 de noviembre de 2015

ARDER

La vida me ha encendido un fuego 
Que de puro amor me ha ido quemando
Que de puro necio he ido perdiendo,
La vida también me ha hecho experto 
En cometer errores y no aprendo nada
De puro iluso trasciendo los días 
Y vuelvo a la noche oscura 
En que titilan a lo lejos los sortilegios.

La vida me ha encendido un fuego
Y en cuestión de descartes 
He sido invitado a todos 
De puro amoroso termino en olvido
Hecho de palabras termino recluido 
Entre muros de silencio.

La vida de consolación me ha encendido
Una fogata, pero el leño soy yo 
Tengo que arder para que haya luz,
Para tener abrigo, para dar con mi brillo
En medio de la noche, para ser mi propio sortilegio.

Andrés Restrepo