jueves, 31 de octubre de 2013



Ahora duermo menos, tomo más, poco como,
no como coco, porque le tengo miedo,
ahora me despierto antes de abrir los ojos,
no bebo nada, ni nado tampoco.


En las noches no tengo abrazos
no tengo brazos, me caí y perdí la sensibilidad,
ahora uso la cafetera de un puesto
lavo menos, ensucio mas,


Barro los viernes, trapéo los lunes
el domingo en la tarde me llevo al sol,
salpico de nostalgia mi atroz vanguardia,




Me río poco de los gordos y de los cojos
amo a uno que me liberó y con el otro
bailo el casatchok.

La felicidad me tiene sin cuidado
soy un hombre tristemente feliz
célebre y ceremonioso,
prendo velas moradas
me quemo al dedillo,
me consumo al instante
aunque ardo mucho
estoy encendido.

Ahora estoy en buen momento
soy de aquí y de allá
le gane a Facundo.
No fecundo,
si quisiera, lo haría
pero hoy no bebo nada
ni nado tampoco
ni nada de nada.



Andrés Restrepo
31 de octubre de 2015







martes, 15 de octubre de 2013

Trovas

Para mi más sincero anhelo
Queda en mi boca tu recuerdo,
Para  estas nobles tardes
Que se posan en el almendro
Me figuro travesuras de luz
En el destierro.

Para el indomable amor
Que en tus huertos pace,
Traigo apacible mi esperanza 
Un bebida de olores,
Un dolor en la confianza.
Y un bocado de frambuesas

Para tus tristes ojos
Un baño con siempre vivas
Para el dolor de rodillas
Claras de huevo,
Para la inpajaritable verdad
Ungüento de mejorana.

Para el corazón sufrido
Emplasto de eucalipto
Frotado en el pecho,
Limoncillo hervido
En aguardiente hará
Al mal tiempo pelarle  el diente.

Para mi prosa nimia
Palabras fútiles
Para mi imagen vacua
Nefastas creces,
Para mi canto impío
Trinar de pájaros
Para el abandono
Diez arco iris.

Para este inútil verso
Tu indolente aliento,
Para el futuro
Mis semanas pasadas,
Para mi fisurada credibilidad
Una bebida de olvido,
Una yerbabuena remojada en vino
Para mis lóbregos  pasos sin destino.


sábado, 12 de octubre de 2013

¿Y el beso que me debes?
¿Y si tomo tu mano y te llevo de paseo por mi cuerpo?
¿Si te engaño un poco y te doy mi vida por una tarde
Para que me des tu tarde por el resto de mi vida;
Y en esa perfecta ilusión de amor terminemos juntos nuestros días?
¿Si no me pagas, como harás para vivir sin deudas?