martes, 24 de diciembre de 2013

Cuentecillo

Era el sueño del arlequín, no el mío.
Que a a mi esas huestes no me quedan
 Mi batalla es menos pretenciosa -dijo el pequeño
Mientras balanceaba sus pies sobre la tarde-

Era el sueño de un amigo que está arto de su mujer ,
Y se sentía mal, pues la culpa fue su enseñanza favorita,
Yo sólo le dije, que aquel que no esté cansado de su mujer
Arroje la primera piedra.
Y al decirlo Juanita pasó en bicicleta por el andén de enfrente
Y me miró con cierta sinceridad que sentí revoloteo de pájaros en la frente
Y ganas de morderme la lengua y de esconder la mano.

Mi amigo pensó en su Cristo interno y la hematohidrosis se hizo presente,
El es creyente de amores eternos y purgas perpetuas, el es así, y su papá también lo fue y el padre de su padre y todos los ancestros y desde el en adelante sentenciados los que habrán de venir.
.
Yo cansado de la tarde de aguaceros
Me dispongo ataviado de ruana y circunstancias
A caminar de frente al olvido
Con mi memoria intacta y las huesos de la piel
Humectados de aloe vera y mejorana.

Después de mi no habrá más muerte que mi silencio
Y más olvido que mi sonrisa
Vapuleando la tremenda hojarasca de serios
Tripulantes del miedo...

Yo capitán al mando de mi nefasta
Soledad de burdel.

Y a mi amigo le propuse que nos viéramos
En el bar de la esquina dentro de treinta
Años, cuando crezca un poco
Y haya salido varias veces con Juanita
Así la experiencia me permitirá
Juntar palabras para saber que decirle
Y no jugar al Cuentecillo inconcluso.

Pedaleando con fuerza mi triciclo
Me Alejo de los sueños ajenos.

Carlos Andrés Restrepo Espinosa
Jericó 24 de diciembre de 2013

viernes, 13 de diciembre de 2013

Como decirte que eres mi último sueño,
 mi más reciente vuelo,
Que tu boca es el paraíso terrenal
Que tu piel el cielo de este infiel que ya no reza,
ni promete,
ni se arrepiente,
pero que cree en ti.

Com decirte que hoy sellé un pacto
 ante el dios que vive en la catedral,
Y que deje encendido un cirio para ti
en el hueco donde antes palpitaba un corazón.

Como decirte que puedo vivir sin ti,
Pero que todo es mejor cuando las cosas van bien.

Como decirte que te necesito
Que te extraño,
Que te quiero en mis días,
Que cuando te beso
Se balancea en mi lengua un te amo.

Como decirte?

Andrés Restrepo
14 de diciembre de 2013

lunes, 9 de diciembre de 2013

Recuerda la tarde soleada
Que dio vueltas sobre tu sombrilla
De maripositas azules,
Recuérdala porque lo más seguro es que no vuelva,
Que se haya ido para siempre
Con sus destellos de sol a fulgurar
En otra memoria.

Y las mariposas atrapadas
En la quietud del sombrío
Añoren el giro hipnótico
Que casi las trae a la vida.

Recuerda que hoy fuiste vida.

Carlos Restrepo
10 de diciembre de 2013



miércoles, 27 de noviembre de 2013

Esta noche se puede fumar ese corazón apretujado con hojas de eucalipto,
esta noche me canto un merenguito jalao,
esta noche destello, genio y figura sin sepultura.

Esta noche se sueña desvelado de amores, ebriedad consecuente,
esta noche me suena la flauta,
un tumbao me lleva de aquí a la felicidad,

Ay, claro que se puede,

las calles de la imposible Medellín que vuela en chispas
son un escenario en que se puede
y esta noche lo promete, se puede bailar en la oriental
un valsecito mientras el hombrecito de verde corre
y corre atrapado en el primer ojo del semáforo.

Esta noche no se dormirá.

Esta noche es para despertar.

27 de nov de 2013

jueves, 31 de octubre de 2013



Ahora duermo menos, tomo más, poco como,
no como coco, porque le tengo miedo,
ahora me despierto antes de abrir los ojos,
no bebo nada, ni nado tampoco.


En las noches no tengo abrazos
no tengo brazos, me caí y perdí la sensibilidad,
ahora uso la cafetera de un puesto
lavo menos, ensucio mas,


Barro los viernes, trapéo los lunes
el domingo en la tarde me llevo al sol,
salpico de nostalgia mi atroz vanguardia,




Me río poco de los gordos y de los cojos
amo a uno que me liberó y con el otro
bailo el casatchok.

La felicidad me tiene sin cuidado
soy un hombre tristemente feliz
célebre y ceremonioso,
prendo velas moradas
me quemo al dedillo,
me consumo al instante
aunque ardo mucho
estoy encendido.

Ahora estoy en buen momento
soy de aquí y de allá
le gane a Facundo.
No fecundo,
si quisiera, lo haría
pero hoy no bebo nada
ni nado tampoco
ni nada de nada.



Andrés Restrepo
31 de octubre de 2015







martes, 15 de octubre de 2013

Trovas

Para mi más sincero anhelo
Queda en mi boca tu recuerdo,
Para  estas nobles tardes
Que se posan en el almendro
Me figuro travesuras de luz
En el destierro.

Para el indomable amor
Que en tus huertos pace,
Traigo apacible mi esperanza 
Un bebida de olores,
Un dolor en la confianza.
Y un bocado de frambuesas

Para tus tristes ojos
Un baño con siempre vivas
Para el dolor de rodillas
Claras de huevo,
Para la inpajaritable verdad
Ungüento de mejorana.

Para el corazón sufrido
Emplasto de eucalipto
Frotado en el pecho,
Limoncillo hervido
En aguardiente hará
Al mal tiempo pelarle  el diente.

Para mi prosa nimia
Palabras fútiles
Para mi imagen vacua
Nefastas creces,
Para mi canto impío
Trinar de pájaros
Para el abandono
Diez arco iris.

Para este inútil verso
Tu indolente aliento,
Para el futuro
Mis semanas pasadas,
Para mi fisurada credibilidad
Una bebida de olvido,
Una yerbabuena remojada en vino
Para mis lóbregos  pasos sin destino.


sábado, 12 de octubre de 2013

¿Y el beso que me debes?
¿Y si tomo tu mano y te llevo de paseo por mi cuerpo?
¿Si te engaño un poco y te doy mi vida por una tarde
Para que me des tu tarde por el resto de mi vida;
Y en esa perfecta ilusión de amor terminemos juntos nuestros días?
¿Si no me pagas, como harás para vivir sin deudas?





domingo, 28 de julio de 2013

CASUALIDADES

Me tomé un café en el Starbucks de times square
Y lo vi normal,
Caminé por la vía internacional que une a puerto Leticia con tabatinga
Como simple ejercicio de colombiano que conoce sus fronteras,
Que se esmera en conocer sus límites.
Husmeé en el perfil del facebook de la familia zapata
Para saber que su padre celebra su cumpleaños sin camisa
Y con zapatos nuevos;
Y que su hija la que era muy niña ahora es muy grande
Y provoca mirarla fijamente al pecho, 
Me dio mucha rabia cuando mi pueblo fue regentado
Por un burgomaestre campeche que se creía alemán
Y nos hizo perder la cordura de lo simple y
Nos hizo ver la  mancha de plátano como el pecado original 
Y a punta de colores dispersó lo básico;
Ser humildes sin camisa y con zapatos nuevos,
El derecho a tener varios puntos de vista.
La dignidad de pintar en un anden que el camino de regreso a mi pueblo
Ya no existe...

Tomé un crucero al Mediterráneo y me gustó 
Tanto como los zapatos al papa de la niña
A la que sigo mirando fijamente,
Tanto como las cámaras y los aplausos al burgomaestre
Del que ya no me preocupa tanto qué pitos toque,
Qué paredes pinte.

Me tomo un café en Sabana Nueva, Córdoba
En casa del conservador y le escucho una décima
Y me digo: se siente parecido a beber un borbón 
Con la reina esa que me pidió no revelar su nombre.

Y que los zapatas, el burgomaestre y yo,
hacemos uso 
De nuestros puntos de vista,
De nuestra vista puesta en los puntos
Que nos gusta,
conviene o parece.

Andrés Restrepo
Medellín 28 de julio del 2013

sábado, 6 de julio de 2013

Je

Yo soy esa persona que no estas buscando,
El que no ha llegado,
El que esta sentado en cualquier silla
De un parque sin nombre en un pueblo de nadie.

Yo soy esa persona que sonríe en silencio
Soy ese faro encendido ante un mar turbulento,
Soy una cosquillita momentánea en el ombligo de la existencia.

Soy un Naranjo de jugosas frutas
Soy la miel en pleno vuelo,
Soy un excarabajo cara arriba,
Soy un elefante en el copo de un Manzano.
Soy un man sano.

Soy la mejor oportunidad
que te ha dado el día para un abrazo
Soy el abrazo floreciendo en el mejor
Instante del día.

Soy la mañana
La tarde y la noche
Cantando y ocurriendo
Soñando y existiendo
Amando y sonriendo
Aveces con algarabía
Otras en silencio.

Yo soy.

Andrés Restrepo
6 de Julio de 2013



domingo, 2 de junio de 2013

El Mastodonte

El mastodonte llora mientras  monta en bicicleta
Se pasea en una nube mientras espera
A la cabellera de su amor le hace trenzas
Y ese amor a el lo hace trizas,
El mastodonte es gentil, 
colecciona saludos
Y tiene un sembrado de siemprevivas en su alma.
El mastodonte cuenta libélulas en noches de insomnio.

El mastodonte sueña con ser pequeño
Espera algún dia curar su alergia al frío y a la soledad
Aunque el mastodonte bien sabe que no hay mal que dure cien años
Cree que el universo confabula con los deseos
Más profundos,
Cree que al tiempo no le queda tiempo
Cree que un poema encierra al universo entero,
Cree el mastodonte que el olvido es una enfermedad,
El mastodonte es un creyente;
Un creyente de ese tipo de cosas.

Carlos Andrés Restrepo E.






miércoles, 8 de mayo de 2013


El mastodonte come un postre agusanado y es feliz
El mastodonte llora con las lágrimas hacia adentro
Llega tarde al arribo de la tarde,
Nunca aprende, 
nunca cambia, 
duerme en la calle
Devora su vida haciendo planes y termina sólo
Va a cine y sueña con ser el gran señor de la pantalla,
Su fe la pierde en los parques abandonados
Tiene en su piel la memoria,
En sus labios todo por decir
En sus oídos las sentencia final
Su alma fragmentada, 
su cuerpo esparcido
Confundido con las arenas del mar
Que no conoció.

La cosas que le pasan no lo cambian
Ni lo hacen mejor
Pero será siempre un mastodonte frágil
Derrumbandose con la brisa de un abril
Que siempre será nuevo, 
que siempre será incierto.

El mastodonte teme a su muerte 
Y sueña que esta vivo,
El mastodonte tiene por espíritu 
Su salvaje esperanza,
Tan frágil 
Tan estorbosa como el.

viernes, 26 de abril de 2013


Se debe crecer
Se debe madurar
Se debe mudar de ideas
La lucidez se debe buscar.

Se debe emancipar la conciencia
Se deben dar dos pasos de más
Se debe fortalecer el criterio
Se debe decir amor cuando es cierto
Se debe pasar por el acero cuando la causa es la verdad.

Se debe trascender en la existencia
Es menester no quedarse en las palabras
Y hacer de los hechos la certeza
Que definan lo que el presenté tiene por dar.

Se debe olvidar lo inolvidable
Pensar lo impensable
Asir lo inasible
Y empezar cada mañana
El nuevo día y no repetir
El viejo testamento del ayer.

Se debe madurar
Es cierto
No es bueno creerse
El disparate de que sólo las frutas
Pueden hacerlo.

Andrés R.
18 de abril del 2013

lunes, 1 de abril de 2013


MI CREDO
Declaración de principios.
Canto a mi mismo (menos 4)


No creo en Marte como regente de los nacidos en abril.

No creo en la vida eterna, ni en la eterna vida. Ya casi llega su fin, “mas temprano que tarde sin reposo…”

No creo en el mañana, porquetalvez mañanaes mucho tiempo.

No creo en los apegos, sí en los afectos.

No creo en yogas, ni dalai lamas modernos.

No creo en curas, ni ateos.

No creo en papas, ni lideres.

No creo en brujas, ni escobas, ni bolas de cristal.

No creo en pastillas, ni pastillitas que alarguen la vida y mi piel tersa.

No creo en energéticos, ni en bebidas curatorias, ni en el “Omnilife”, ni en el “Starbíen”, ni en tantos y tantos polvos que venden como panaceas para la eterna juventud. Ésta se va sin remedio.

No creo en bebidas, ni en bebedizos.

No creo en maldiciones, ni maledicencias.

No creo en “las buenas energías” , ni en las otras tampoco.

No creo en el espejo que te sonríe en las mañanas.

No creo a pie juntillas en los que te recetan felicidad.

No creo en maestrosni en iluminados, por eso no tengo ni lo uno, ni lo otro. A nadie sigo. Nadie me sigue. A nadie obligo.

No creo, no creo y no creo. No creo en  “esa es la actitud”, ni en “el me siento excelentemente bien a pesar de las dificultades”.

No creo en retiros espirituales, ni  médiums, ni milagros.

No creo en la manada, ni en el rebaño, ni en el pastor.

No creo en el football, ni en los medios que crean iconos de papel.

No creo en la “sabiduría moderna” de tantos que se regodean que tienen la verdad y es porque se han llenado de vacío y solo repiten. No  conocen, ni leen a los clásicos.

No creo en las tales formulas para la felicidad. No creo.

No creo en los guías espirituales, ni en los iluminados modernos.

No creo en iglesias, ni religiones. Ninguna.

No creo en rezos, ni llantos, ni gritos de dolor para mi funeral. Pasé por esta tierra, hice mis deberes, seguí mis principios. No le hice daño a ninguno –eso espero- de mis semejantes.

No creo en videntes, ni en profetas de este milenio ni los siguientes.

No creo en formulas mágicas para vivir, ni en frases preconcebidas.

Lo obvio: No creo en cielos, ni en infiernos.


Sé lo que no me gusta, sé en lo que no creo, de eso estoy casi seguro. Claro que aún faltan cosas por descubrir, por sentir.

Creo en la lluvia que golpea mi ventana y me refresca el día.

Creo en el manto de oscuridad que cubre mi ventana.

Creo en la claridad que llega a mi ventana a diario, cumplidamente. Alguna vez, ya no estaré. Ella igual vendrá.

Creo en el aire que peina, mi poco pelo, casi nada.

Creo en el hoy que es, y en el ayer que fue. El mañana?, que puedo esperar del mañana?, si aún no es.



Alfonso Arcila G
Abril 1 de 2013.


jueves, 28 de marzo de 2013

Soy un hombre que camina y saludo a los muertos,
Buen día Alicia, desde que no estas tu casa esta desvencijada,
Buen día Celina tus vestidos siguen secándose al sol,
Buen día León, ya nadie se ríe por nada.
Transito  silencioso las calles polvorientas
dónde la niñez tropezó de manera insistente hasta
El calvario del mértiolate.
Yo soy un hombre con costumbres de niño
Pero no elevo cometas, 
No como dulces,
No corro en las calles,
No me da miedo el coco,
Pero saludo a los muertos,
Buen día Estella ya nadie pide por ti.
Buen día laura todos te rezan,
Buen día Alfredo la montaña se nos muere de progreso,
Buen día Pascual, todos te vamos a llorar.
Soy un hombre que camina y saluda a sus muertos
Larga vida a la muerte cantan los huesos.
Soy un hombre que camina entre amigos.
Soy un hombre que esta llenó de memorias
Aunque siga vivo.
Soy un hombre que saluda.

Jericó 28 de marzo de 2013

lunes, 11 de marzo de 2013

CONJURO

Ojos de rana amarilla
de rana amarilla y venenosa,
Patas de araña
de araña reptante y peluda.
Brazos de Jarrón de la dinastía "que se yo"
pizcas de moraleja puritana,
una carta sin remitente
con una estampilla en francés,
y un sueño remendado con ilusiones de cargazón,
gotas de lluvia de cuando no hay lluvias,
una rama seca cortada en tarde aburrida de domingo
y un frasco bocón sin botones, sin dulces
solo con su boca abierta.

Depositar todo allí
y dejar secar por tres soles
a la entrada de un cementerio de gatos.
al cuarto sol no ir a buscarlo.

simplemente cambiar de vecindario
y seguir viviendo.

2013 marzo por la noche.

domingo, 10 de febrero de 2013

Y que hago con mi barriga,
Donde lo pongo?
Ya no aguanto fruncir y aguantar
El aire mientras una mujer o una intuición
 pasan frente a mi,
Ya no aguanto fingir,
Ya no quiero más dietas,
Sólo quiero comer ese chocolate
Que tiene en su corazón la sentencia
De un infarto,
Besar esa intuición que trae en su interior
Mi próximo pecado.

Y que hago con estas líneas
Que por estos días definen
En mi rostro al hombre y desdibujan al niño?
Como olvidó los mareos
Los bochornos, los miedos
Que esta ciudad me regalan,

Que hago con esta fatiga de domingo
En la tarde,
Con este cerro de ropa sin lavar
Con estas ganas de no ser nadie
 De no preparar clase
De no llegar puntual nunca a ninguna parte
Si de todos modos
El mundo sigue girando sin mi.

Que hago con esta barriga
Que me quita cerebro
Y me regala pesimismo?

Andrés Restrepo
Domingo 10 del Segundo mes del 2013


lunes, 28 de enero de 2013

EL ESCENARIO DEL BROMISTA: UN TANGO

EL ESCENARIO DEL BROMISTA: UN TANGO

UN TANGO

Soñé que era un tango
Soñaba y nada más que era un valseado
Yendo y viniendo en una habitación donde el claroscuro
Era más una noción que un acierto.

Soñé que era un tango y las palabras
Recuperaban su función de navegantes
Y entendías por fin mi naufragio de soles
Cuando tu rostro aparece en otras pulsiones,

Soñé que era un tango y en cada repliegue
De un bandoneón atascaba el fraseo de mi vuelo
Suspirando la lejanía del último flirteo,
La agonía del penitente beso.

Soñé que era un tango sin título,
Que nadie escuchaba
Y quien lo hacia no lo entendía.

Soñé que era una dicha que nadie cantaba
El prontuario de mis vilezas
Y a pesar de que nunca cogías el compás
A solas bailabas mi melodía.

Andrés restrepo 26 de Enero de 2013
Soñé que era un tango.